Juegos en constante desarrollo y financiación: un modelo alternativo

Cuando piensas en un videojuego, piensas en un equipo (consola, ordenador) y un producto cerrado. Un “cartucho”, o un DVD, o un archivo. Pagas equis dinero, lo compras, y lo juegas.

Luego están los juegos online. De estos, la idea principal es que son 1)sencillos, y 2)gratis.

Sin embargo, los equipos pequeños de programadores (en ocasiones, unipersonales) también necesitan comer, no cuentan con una infraestructura que les permita competir con los grandes monstruos, y son capaces de crear juegos atractivos, altamente adictivos, y de una complejidad mayor de lo que pensamos. Pero para estos diseñadores, también hay salidas. El ejemplo es Con Artist y su saga de zombies.

 

Buenas ideas, buenos desarrollos, y economía sostenible.

juego online dead zone beta

Con Artist es un programador y diseñador australiano que saltó a la fama gracias a un sencillo juego llamado The Last Stand. Básicamente consistía en un barbudo sobreviviendo a ataques de zombies desde una barricada cutre hecha con sillas y trozos de madera. Sencillo, efectivo, y muy entretenido. Tanto, que salieron tres versiones, cada una más compleja que la anterior, incorporando nuevos personajes, opciones de disparo, e incluso de desplazamiento. También una pequeña dosis de supervivencia y estrategia.

 

Pero su obra magna (para la que se ha visto obligado a ampliar su equipo hasta cuatro personas) es sin duda The Last Stand IV: Dead Zone. Porque aquí ha cambiado el formato, la perspectiva es isométrica, y el componente de estrategia es muchísimo más importante. Pero no es del juego en sí mismo de lo que queremos hablar, porque ya lo hemos hecho anteriormente. Lo que queremos analizar es su forma de desarrollo y comercialización.

 

Beta-testers y pagos voluntarios de pequeño importe

juego online dead zone beta

Dead Zone es un juego online, y es gratuito. Pero está en versión “beta”, es decir, sigue mejorando, cambiando, y ampliándose.

Con Artist, lo que ha hecho, ha sido crear un foro de discusión para que todos los que juegan dejen sus opiniones e ideas. Al mismo tiempo, en ese foro informa de los cambios por venir en las siguiente “updates”, e implica a los jugadores en las decisiones y los caminos que han de venir. De esta forma, ha sabido crear una comunidad entorno al juego, una comunidad implicada que critica y alaba en total libertad y ayudan a mejorar el juego, que así está pensando exclusivamente en los jugadores.

¿Y de qué vive, si el juego es gratuito? Pues muy sencillo: de los muchos miles de jugones. Jugar al Dead Zone no cuesta un duro, si no quieres gastarlo. Entre una misión y otra pueden pasar muchas horas, lo que evita que puedas jugar de forma seguida. Si quieres dedicarle horas, puedes pagar por Paypal un dinero para “optimizar” el vehículo de tu grupo, y a partir de ese momento, de todas las misiones tardan 5 minutos en volver.

 

Todas las construcciones y armas del juego están disponibles gratis. Sólo has de pagar detalles innecesarios y meramente decorativos, o armas únicas y especiales sin las que se puede jugar perfectamente. Puedes comprar recursos por paypal, y sin embargo, puedes jugar sin comprarlos, porque los encuentras por doquier. Y no hay riesgo de que te ataquen jugadores “que pagan” y por tanto suben más rápido de nivel, porque las luchas PvP están restringidas a niveles cercanos.

 

Así, de lo que se trata es de pagar un poquito, si quieres, y conforme vas jugando más.

No supone una carga para el jugador, no supone una vulneración de la gratuidad, y aun sin saber las cuentas del autor, imagino que las cosas le van bien, porque el juego avanza a pasos agigantados.

 

Desde luego, toda una nueva vía de desarrollo de juegos aún por explorar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.